Autor: Maria Ribas
Consultora de Marketing Digital en Interprofit

En Interprofit sabemos que el posicionamiento web de una empresa es clave para conseguir notoriedad de marca a través del mundo digital. Existen diversas estrategias a seguir y en este artículo te contamos una que realizamos para nuestros clientes, el linkbuilding. Los buscadores, como Google o Bing, son un inmenso mundo universo en el que todos los propietarios de webs buscan colocarse en las primeras posiciones. De hecho, muchos estudios apuntan que los usuarios no pasan de la primera página en el listado de resultados orgánicos al realizar una búsqueda. Así pues, el posicionamiento orgánico en buscadores o la optimización de los motores de búsqueda es clave para mejorar la visibilidad de una web. A esta estrategia se le llama SEO (Search Engine Optimization).

Una de las estrategias dentro de este tipo de SEO es el linkbuilding, que se basa en generar enlaces que direccionen a una página concreta. Su objetivo es doble: aportar tráfico de nuevos usuarios y, a la vez, conseguir buenas calificaciones de relevancia por parte de los buscadores. Otro aspecto a conseguir es la “autoridad”.

Existen múltiples factores en los que un motor de búsqueda se basa para posicionar una página en un sitio u otro, aunque hay dos básicos que acabamos de mencionar y que queremos aclarar. El primero es la “autoridad”, es decir, el nivel de popularidad de una web. El segundo es la “relevancia”, la relación que tiene una página frente a una búsqueda.

Llegados a este punto, hay que aclarar cómo se debe realizar correctamente una estrategia de linkbuilding.

  • Generar un nuevo enlace que sea coherente con el contenido donde aparece. Por ejemplo, si hablamos de comunicación corporativa y referenciamos una empresa, el enlace debe llevarnos hacia la web de esta empresa en concreto.
  • Usar un anchor text coherente con el contenido de la página de destino. Por lo tanto, si hablamos de comunicación corporativa y referenciamos una empresa concreta, debemos usar en el anchor text el nombre de esa empresa.
  • Vigilar regularmente aquellos enlaces desactualizados que den un error 404. Esto hay que vigilarlo sobre todo en aquellas webs antiguas.
  • Tener en cuenta los enlaces en las redes sociales. Cuanto más se comparte un post más nuevos enlaces genera. Por ello, generar contenido fácilmente compartible que mucha gente se sienta identificada es clave.
  • Crear contenido de calidad. El branded content también tiene un componente SEO. Para los buscadores como Google, la calidad es una variable que se toma en cuenta. Por lo tanto, hay que tener en cuenta algunas métricas, como por ejemplo el tiempo que el usuario pasa en la página, el porcentaje de “rebote” (gente que entra y sale de la web sin realizar ninguna acción), cuántos usuarios nuevos hay y cuántos repiten al entrar en la página, el tiempo de carga, el diseño optimizado y responsive, la usabilidad en la navegación.
  • Usar notas de prensa. Además aporta reputación de marca. Los portales de noticias enlazan con tu web y crean enlaces completamente naturales que han sido creados por el contenido de calidad de las notas de prensa.
  • Contactar con otros bloggers que hablen de la misma temática para que compartan material que se les facilita o que estos escriban algo relacionado y generen un enlace con una web entre muchos otros.

 

En próximos artículos hablaremos sobre lo que NO hay que hacer en el linkbuilding y mostraremos otras estrategias de posicionamiento orgánico en buscadores.