Reivindicar el valor y la permanencia de Palo Alto

Situación

Palo Alto nació como fábrica textil en 1875 en el barrio barcelonés del Poble Nou. Casi un siglo después, con los Juegos Olímpicos a las puertas, el complejo se encontraba abandonado y en condiciones precarias de conservación, pero fue esa decadencia romántica la que encandiló a un grupo de creadores que se instalaron y lo convirtieron en un atractivo espacio de fomento cultural y artístico en una Barcelona que en esos momentos se abría al diseño más innovador.  Entre sus naves y callejuelas trabajaban, entre otros, el escultor Xavier Medina Campeny (en su taller hizo un stage Ferran Adrià) y los diseñadores Fernando Salas, Mario Sans, Josep Maria Morera y Javier Mariscal, el autor del Cobi olímpico.

Pasadas las Olimpíadas, el Ayuntamiento de Barcelona se hace con la propiedad del recinto y en 1998 firma con el grupo de artistas inquilinos un acuerdo de cesión por 20 años y se crea la Fundación Palo Alto. El recinto se consolida como una auténtica ciudad creativa, con edificios restaurados y un bello jardín, donde se instalan múltiples estudios y empresas. Se convierte en un ejemplo de patrimonio industrial bien rehabilitado destinado a acoger vanguardia y transgresión artística.

En mayo de 2018, al finalizar la concesión, se crea una situación de incertidumbre sobre su futuro y de inseguridad para sus casi 400 trabajadores.  La Fundación Palo Alto necesita reivindicar el trabajo realizado en 20 años de historia y posicionarse para ganar el nuevo concurso de licitación del Ayuntamiento de Barcelona.

Idea

Interprofit diseñó una campaña de sensibilización de la opinión pública, de lobby y de relaciones públicas para reivindicar el valor y la permanencia de Palo Alto.  El objetivo era conseguir que el recinto continuara siendo un hub de diseño, innovación y talento, además de uno de los motores  económicos de la ciudad de Barcelona.

Se elaboró un mapping con todos los agentes a los que se quería explicar, de manera personalizada, la situación de este emblemático espacio del Poble Nou.  Durante seis meses, importantes políticos, empresarios, periodistas y líderes de opinión visitaron el recinto y fueron recibidos por los miembros del Patronato de la Fundación Palo Alto.

Con estas visitas, conseguimos que diversos públicos de interés conocieran sobre el terreno la evolución de Palo Alto, las inversiones realizadas en mejoras, su importancia como patrimonio material e inmaterial de la ciudad, y el futuro incierto que se le planteaba.

Paralelamente, Interprofit,  junto con la Fundación Palo Alto, participó en la elaboración de los contenidos de la candidatura transversal  que se presentó al concurso de licitación. Realizamos un documento que contemplaba la filosofía del proyecto, la descripción de actividades, la gestión económica y la propuesta de los órganos de gestión. La estrategia  pasaba por presentar una candidatura única que permitiera asegurar la viabilidad de Palo Alto y que se ajustara a los nuevos criterios de uso propuestos por el Ayuntamiento de Barcelona.

La campaña de sensibilización de la opinión pública culminó con la exposición  Palo Alto. Barcelona. Origen, Realidad y Futuro, un recorrido nostálgico por los más de 25 años de historia de un oasis creativo que buscaba proyectarse en el futuro.  La inauguración de la muestra permitió generar un nuevo relato informativo alrededor de Palo Alto. Se llevaron a cabo diversas acciones de gabinete de prensa, relaciones institucionales y relaciones públicas con el objetivo de seguir reivindicando la continuidad de un espacio cultural de referencia en la ciudad.

Resultados

La campaña de sensibilización consiguió acercar la realidad de Palo Alto a públicos de gran interés. La exposición fue difundida a través de diferentes acciones mediáticas, incluyendo una rueda de prensa, entrevistas en distintos medios, una inauguración institucional de la muestra y una fiesta de presentación social y vecinal, que reunió a políticos, empresarios, diseñadores y representantes del sector cultural.

La muestra tuvo un gran éxito de público y una amplia repercusión en los medios offline, online y televisivosAlgunos periódicos muy relevantes, realizaron interesantes  reportajes históricos sobre Palo Alto y entrevistas a sus fundadores. El valor informativo de todos los impactos mediáticos conseguidos a nivel online, offline y televisivo alcanzó los 265.597euros.