Autora: Maria Ribas
Consultora en Marketing Digital en Interprofit

 

1998 fue un año de grandes avances tecnológicos, como el inicio de la construcción de la Estación Espacial Internacional, el lanzamiento de Windows 98 de Microsoft, el nacimiento de mozila.org y la aparición de Zelda (uno de los personajes más famosos de Nintendo).

También supuso la aparición de Google, la tercera multinacional más importante del sector tecnológico, detrás de Apple y Amazon.

Un proyecto universitario

Como todo buen proyecto que se precie, todo partió de una buena idea de dos jóvenes universitarios, Larry Page y Sergey Brin, que tenían en común un mismo sueño empresarial, desarrollar un buscador a partir del uso de palabras clave. El resultado fue BackRub, que en 1997 decidieron cambiarle de nombre por Google, un juego con la palabra “googol” que representa un término matemático.

 

Acceso universal a la información

Su nacimiento revolucionó totalmente el acceso de información, ya que antes solamente se podía recurrir a directorios o a la enciclopedia de toda la vida. Con su aparición, el acceso a la información se volvió rápido, eficiente, universal y sobretodo muy cómodo. Su misión siempre ha sido la misma: organizar la información del mundo y hacerla accesible.

El primer paso fue crear un sistema de posicionamiento propio (SEO) e hizo que todas las páginas partieran siempre de los parámetros que Google marcaba. Todas las empresas empezaban a jugar con las mismas reglas.

Además, no solo se convirtió en el gran escaparate de la información sino que pudo “monetizar” su misión. ¿El método para hacerlo? Lanzando Google Adwords, su propia plataforma de espacios publicitarios que funciona con un novedoso sistema de pujas. Esa opción de posicionamiento SEM ofrece algunas ventajas realmente interesantes como el acceso a una publicidad más barata, en comparación con otros soportes, y la posibilidad de pagar solo por resultados visibles como los clics.

Un gigante de la tecnología

Google ha irrumpido en nuestras vidas hasta tal punto que conoce nuestros intereses, nos ayuda a facilitarnos la vida e incluso nos sugiere actividades, música o contenidos audiovisuales, entre otras muchas cosas.

Concentra el 91% de las búsquedas en Internet a nivel mundial, con el liderazgo en solitario, ofrece búsquedas en 150 idiomas, tiene un valor de más de 141.000 millones de dólares, cuenta con más de 80.0000 trabajadores repartidos por diferentes sedes y hasta el Oxford English Dictionary incluye la palabra “Google”.

Aparte de manejar cifras de infarto, sus servicios van mucho más allá del simple buscador: mapas (Maps), navegador (Chrome), sistema de mensajería (Gmail), plataformas de contenido audiovisual (Youtube), sistema operativo (Android), analítica de datos (Analytics o Developers), publicidad (Google Ads), traducciones (Translate)… y hasta un asistente inteligente.

Google nunca ha dejado la innovación de lado y ha adquirido una posición predominante, gracias a la capacidad de adaptación de los nuevos tiempos. Esto no quiere decir que haya recogido algunos fracasos como Google+, Google Glass, Buzz o Video Player, entre otros.

 

Un doodle que hace história

El pasado 27 de septiembre celebró su 20 aniversario por todo lo alto, con uno de sus ya famosos Doodle, en el que repasa las búsquedas más populares de estos años de vida.

En 2002 la pregunta que más se repetía era: ¿cuál es el deporte más popular del mundo? En 2006, a causa de la descalificación de Plutón como planeta, muchos usuarios aún dudaban si pertenecía o no.  Y el año pasado, las búsquedas más solicitadas eran imágenes y vídeos de gatitos… ¡Y quien sabe qué se buscará los próximos años!