Autora: Lara Rodríguez
Directora de Marketing Digital en Interprofit Madrid

Según uno de los últimos estudios realizados por Semrush, los artículos que crean los profesionales del marketing digital para posicionar en internet tienen una media de 810 palabras y se dedica casi 2 horas en trabajar el SEO de dichos posts. El tiempo de dedicación es clave si quieres que tu estrategia de marketing de contenidos tenga éxito.

Esta dedicación se explica en la complejidad de los algoritmos de los buscadores, como demuestra este listado de 200 factores que Google tiene en cuenta para seleccionar qué contenido posiciona y cuál no, entre los billones de artículos que existen en la red.

A continuación, resumimos las claves SEO más básicas que todo contenido debe cumplir.

Investiga y enfoca

Técnicamente no es un “factor SEO”, pero antes de lanzarte a escribir contenido es necesario que investigues a quién quieres dirigirte, cómo busca tu público objetivo y qué quieres mostrarle.

Dedícale tiempo a esta fase previa, ya que será prácticamente el 50% de tu estrategia de contenidos.

Título

El título de un artículo tiene una doble función: animar a la lectura del contenido y posicionar. Debe ser atractivo e incluir la palabra clave.

Los subtítulos dentro del contenido (H2, H3 e incluso H4) facilitarán la estructura del artículo y lo harán más comprensible para los buscadores.

Keywords

De entre las palabras clave que has seleccionado después de la fase de investigación, debes seleccionar una principal y varias secundarias. Aunque todas tienen como función aparecer a lo largo del texto, la principal se debe utilizar en el título del artículo (H1) y las secundarias en los subtítulos.

Un aspecto a resaltar importante: en los últimos años Google ha evolucionado de premiar la repetición constante de la misma keyword, a valorar más el contenido semántico que aporte valor al lector.

Facilidad de lectura

Otro de los factores SEO relacionado con los usuarios que llegan a tu contenido, es la facilidad de lectura. La prueba de legibilidad de Flesch-Kincaid recientemente ha llegado al mundo digital.

Frases comprensibles, no demasiado largas y bien puntuadas. Con el aporte técnico necesario, pero sin resultar excesivo. Investiga qué facilidad de lectura tienen los textos de tu competencia mejor posicionada para obtener la puntación que más te conviene conseguir.

Etiqueta title y meta descripción

Una vez escrito el texto, es el momento de especificar qué quieres que muestre Google sobre tu artículo. El metatítulo y la metadescripción son los factores SEO encargados de ello.

El metatítulo puede ser el mismo que el título del artículo, siempre que tenga una longitud de 55 caracteres.

La metadescripción es un resumen del artículo o de tu página, de tan solo 155 caracteres. Los futuros lectores tienen que sentirse atraídos por tu contenido en muy pocas palabras, así que dedícale tiempo.

Estas cifras de 55 y 155 caracteres como longitud de las metas, son válidas desde el 14 de mayo de 2018, fecha en la que Google modificó sus parámetros. Tan sólo unos meses antes, a inicios de 2018, las metadescripciones eran de 300 caracteres para desktop y 150 para móvil.

Varios de estos factores SEO son un ejemplo de la importancia de estar al día en las tendencias ¿Está tu estrategia digital preparada para próximos cambios en el posicionamiento de contenido?